dijous, 17 de maig de 2007

Construir i construir

Ahir vaig penjar un altre lliurament de la València vista per forasters al llarg de la història, que es caracteritza precisament per l'admiració dels viatgers en recórrer un paisatge exuberant -tot i que no per això exempt de conflicte-. També ahir parlava de la indecència de Camps en dir que somos una comunidad que ha crecido mucho, de forma ordenada, tot un insult si acabes de pegar-te una volteta per les Marines. Hui simplement m'agradaria citar uns passatges que escrivia fa uns dies Alberto Noguera, amb el qual no compartisc les seues apreciacions sobre els musulmans, però que és un dels bloguistes més interessats en la qüestió de l'urbanisme salvatge i la bombolla immobiliària, especialment des de la seua experiència al País Valencià:

...Lo que más me sorprende de todo esto es que todavía haya gente que haga esos cálculos tan absurdos: si van a construir mil casas, a tres personas por casa, tres mil personas, multiplica la población del pueblo por tres, el flujo de coches aumentará un 120%, la panadería venderá 800 barras de pan al día, el casino pondrá 200 cazallas más. Se les olvida siempre calcular el agua que hará falta. Un pequeño fallo.

Pero a mí hace tiempo que esos cálculos están empezando a no salirme. En el año 2005 eché unas fotos de una urbanización en Gata de Gorgos, lindando con el término de Pedreguer. Es una urbanización que ha salido en todos los periódicos y en reportajes de Informe Semanal. Una especie de icono de los abusos urbanísticos. Bien, pues estamos a mayo de 2007, las casas están todas terminadas y las no terminadas las están dejando así porque el promotor no las puede vender. ¿Y dónde están los chorros de coches? En ninguna parte. Hace una semana pasé por allí y apenas dos holandeses me miraban desde sus ventanas. El resto de las casas (habrá más de mil) siguen vacías...

[Es refereix a la barbaritat de Gata Residencial:]


Otro buen ejemplo es Relleu, el Chernobil valenciano, como yo lo llamo. Ahí ya se han construido miles de casas, urbanización de colorines que no pueden vender y varios chorros de adosados que no acaban nunca de construir. Está claro que también han ralentizado las obras para dosificar la oferta...

En Pedreguer hace unos cien años hubo unos emprendedores que montaron fábricas de bolsos, de carros de la compra y de sombreros. Un pueblecito con 5.000 habitantes que llegó a tener la renta per cápita más alta de la provincia de Alicante, junto con Ibi. Estaban por encima de la media alemana (occidental). El Rey vino a darles un premio a estos empresarios. Esto cuando yo era pequeño. Durante muchas décadas, los sueldos subieron, los precios bajaron, las familias crecieron y progresaron. La población antes de la Guerra Civil era de 5.000 y pocos habitantes. La población cuando yo me fui a hacer el bachillerato a Denia, seguía siendo de 5.000 y pico habitantes. Todo el mundo tenía dos casas, dos coches y las neveras a tope. El paro no existía. No vinieron más que unos pocos inmigrantes españoles. Todo lo que se hacía se exportaba. No se cortó ni un naranjo, no se expropió ni un metro de tierra, las fábricas estaban por dentro del pueblo y la gente iba andando a trabajar.

Pero esto parece que se ha olvidado. La única forma de progreso, según quienes nos gobiernan, es vender suelo, destruir naturaleza, llenar de moros las calles. En lugar de exportar el producto, importar al cliente. Saturar carreteras y calles. Construir y construir. No hay más forma de ganar dinero. Y la población parece haber asumido que eso es así. Pero muy pronto verán que eso no es así.


4 comentaris:

Blai ha dit...

La veritat és que la cosa està molt delicada per ací Pedreguer...

Vent d Cabylia ha dit...

Vaig passar fa poquet amb la Unió i només del trosset que l'autobús passa pel poble em vaig quedar aterrit dels edificis nous i les grues que hi havien "aparegut" des del meu darrer pas...

Blai ha dit...

Jejeje, sí, un desfalco interessant de l'Ajuntament socialista.

industria clandestina ha dit...

però això està repartit per tot el País Valencià!! Benicassim petat, la font del xorrador alcoiana flipant la que està montant la Luxender, Xàtiva socarraeta!!! i valència hi han més grues que edificis!!! i als poblets, mentres les capitals se'ls van menjant, les llebres de les serres es van canviant per anglesos adinerats!! i quan no quede lloc, doncs com fa l'ajuntament d'Alacant, enderroquem les montanyes i fem zona urbanistica. El problema no és que la gent estiga tonta, sino que aquesta gent que es creu que mana sobre nosaltres està molt protegida per la burocràcia i sense papers legals no pots anar contra ells. I com el sofà és molt comode i si perdem un jornal no podem menjar doncs ací estem nosaltres sofrint tots els desperfectes dels nostres governs.
res més!!
un salut companys!