dijous, 15 de juny de 2006

"Biscaí Cases", in memoriam

La España de la posguerra. 1939/1953, p. 70:

Capítol 3
Hay un hecho común entre todos los que hemos escrito sobre los años 40, que constituye la indiscutible vivencia
de la década: el afán de sobrevivir, la ilusión por seguir adelante, la esperanza, muchas veces infundadas, por alcanzar un mañana mejor.[...] Ése fue también su gran mérito. Y su gran victoria, porque de aquellas angustias, de aquellos trabajos y de aquellos sacrificios surgió la prosperidad material que, entrevista en los cincuenta, alcanzaría su consolidación en los sesenta, con la llegada de la “sociedad de consumo”, a la que es fácil denostar cuando no se han sufrido las privaciones de los años difíciles, de los años 40. Pero cuyos goces materiales se agradecen en su integridad por quienes padecieron aquellas estrecheces.[...]

En pocas ocasiones el país habrá vivido con un espíritu tan laborioso y tan entusiasta como entonces. Y ese espíritu fue general; porque si en unos era consecuencia de la afección a unos principios en los que creían, en otros se producía como necesaria reacción de supervivencia.

Clar, sense la guerra civili no hauria arribat el benestar; la II República hauria dut a la dictadura rojomaçònica, és clar... No m'estranya que la seua esquela es puga trobar a esta pàgina:
http://www.generalisimofranco.com/vizcaino1.htm


Cap comentari: